La colaboración con influencers se ha convertido en una estrategia clave en el marketing digital. Los influencers, con su capacidad de generar empatía y confianza entre sus seguidores, pueden impulsar significativamente la percepción de una marca, producto o servicio. Al personalizar los mensajes y utilizar su voz única, pueden crear campañas de email marketing que resuenen más con su audiencia, resultando en un mayor compromiso y, potencialmente, un retorno de la inversión (ROI) más alto en comparación con las campañas tradicionales. Esta táctica no solo busca aumentar las ventas, sino también construir una relación sólida y duradera entre la marca y los consumidores, aprovechando la influencia y credibilidad del colaborador.