Menú Principal

· Portada
· Foro

Publicidad

Afiliados

Encuesta


¿Cuántos cores tiene tu CPU?



2

4

6

8



Enviado por administrador
Votos: 2827
Encuestas antiguas

Síguenos en

Publicidad

Placa base Gigabyte GA-P55M-UD2

en Monday 21 December 2009
por administrador Lista del autor Imprimir Contenido Crear archivo pdf de Contenido
en Análisis y artículos > Placas base
Sin valorar -


Gigabyte GA-P55M-UD2

Producto: Gigabyte GA-P55M-UD2

Proveedor: Gigabyte

Fecha: 21/12/2009

Autor: Noel Íñiguez Fernández


Resumen: Gracias a Gigabyte y su estupenda GA-P55M-UD2 presentamos la plataforma LGA 1156 y le damos un extenso repaso a la plataforma LGA 1366. Intel&Gigabyte en estado puro.



Bookmark and Share

Gigabyte GA-P55M-UD2


INTRODUCCIÓN


Los nuevos chipset de Intel: P55 y X58


Dentro de unos años, cuando echemos la vista atrás recordaremos con nostalgia uno de los sockets que mayores beneficios y rendimiento ofreció a Intel y a los usuarios respectivamente: el socket 775.  Pero como toda en la vida, ésta apurando sus últimas líneas en un libro de vida lo suficientemente extenso como para provocar añoranza a los usuarios cuando desaparezca del todo. Su salida del mercado será paulatina, no se espera que Intel y los fabricantes de hardware eliminen de inmediato un socket tan productivo como el 775. Aún queda mucho stock por vender, que se beneficia de la actual situación existente con los nuevos sockets 1156 y 1356. Los elevados precios del hardware para el montaje de equipos que integre alguno de los sockets, en especial el socket 1366, destinado a entusiastas, jugadores extremos e incluso destinado a uso profesional, (adopta esta denominación por el número de pines que incluye el zócalo), contribuye a la permanencia del socket 775 que sufre una disminución del precio del hardware que permite la liquidación del stock.  Más adelante, ya se encargará Intel y los fabricantes de generar nuevas necesidades que nos obliguen a pasar por caja de nuevo.


El ocaso de un socket supone el nacimiento de otro. La compañía norteamericana a diferencia de lo que venía haciendo con anterioridad, a sacado al mercado  los dos socket mencionados anteriormente: el socket 1156 y 1366. Ambos sockets han salido al mercado hace meses, pero esta es nuestra primera oportunidad de probar una placa base con chipset P55 y creemos conveniente esclarecer  en la medida de lo posible los nuevos conceptos que traen consigo las nuevas plataformas.


La gama alta del nuevo chipset de Intel es denominado X58 y alberga exclusivamente el zócalo 1366. Su salida al mercado se produjo hace un año, pero sus precios prohibitivos no nos ha permitido  el acceso a productos tan exclusivos reservados  a entusiastas. Sin embargo, hemos realizado un esfuerzo y hemos adquirido un equipo X58 para ofreceros los  próximos análisis como es debido.  La salida al mercado del chipset X58 vino de la mano del i7 920. El procesador cuenta con cuatro núcleos reales que resultan ser 8 núcleos lógicos gracias al HyperThreating, ofreciendo unos resultados en aplicaciones multihilo  superiores al menos en un 10 % respecto a los procesadores de la anterior generación. Podemos afirmar que el rendimiento de los procesadores que hacen uso de la arquitectura Nehalem, y que cuentan con el denominado núcleo Bloomfield rinden de manera espectacular. Quienes adquieren equipos de este nivel, no son meros usuarios de ordenador, sino expertos ávidos de obtener el máximo rendimiento de sus ordenadores,  incitados por unas capacidades sin precedentes de overclock de los primeros  i7 que han tenido y tienen al i7 920 como máximo estandarte por su relación rendimiento/ precio.  Pese a encontrar en el mercado procesadores de la familia i7 para socket 1366 con mejores especificaciones, que serán superados por la próxima salida de los procesadores hexa-core con fecha de lanzamiento para el primer cuatrimestre del año y que serán exclusivos del socket  1366, será recordado el día de mañana como el estandarte de Intel para su chipset X58.


Las esperanzas de Intel pasan por implantar progresivamente el chipset P55. Nunca está de más, demostrar las capacidades de los chipsets más potentes y satisfacer las necesidades de los usuarios más exigentes, pero donde se ganan las batallas y en donde Intel tendrá que convencer con su nuevo chipset P55 para derrocar a AMD es en la gama media-alta y media que es a donde se dirige el P55. El micro que debutó con la plataforma fue el i7 860. Os preguntaréis que hace un i7 en un chipset P55, esa pregunta nos la hicimos nosotros también, resulta que Intel ha creado dos nuevos socket que comparten nomenclatura en algunas ocasiones como la familia i7 que en el socket 1156 reciben el nombre en clave de Lynnfield. El chipset P55 integra la familia i7 (Lynnfield), los procesadores i5 y los próximos i3 destinados a gama baja-media.  La creación de dos nuevos sockets ha sido un acierto para Intel pero un rompecabezas para los usuarios que nos encontramos en una encrucijada a la hora de elegir entre ambas plataformas, debido a que la existencia en el mercado de varios sockets requiere una fuerte inversión en componentes por ser incompatibles entre sí. Desde el punto de vista del usuario, el socket 775 resultaba y aún resulta más beneficioso porque se cubren los diferentes sectores del mercado por medio de CPUs diferenciadas por el número de cores, distintas frecuencias de reloj y de memoria caché, que permiten satisfacer las necesidades de cada usuario garantizando la compatibilidad de los componentes.


Más contenido reciente